Los nipones presentes salvaron la ropa

¿¡Dónde quedó el honor japonés!?

Por Leo Timossi (@leotimossi)

Llamó mucho la atención un gesto del arquero japonés Eiji Kawashima en el partido que el lunes su selección le ganó 2-1 a Colombia. Es que Kawashima ejecutó una pobre reacción ante el excelente tiro libre de Juan Fernando Quintero (el de River marcó el hasta ahora único gol de un futbolista que juegue en latinoamerica) y tras no poder impedir el gol, el golero nipón hizo lo impensado: mintió.

Sin entrar en definiciones propias del Bushido, el reclamo aireado de Kawashima, intentando convencer a propios y extraños que la pelota no había traspasado la línea del arco (algo sencillo de comprobar con el chip con el que cuenta la Telstar) fue visto con asombro por tratarse de una actitud impropia de los históricamente inocentes honestos jugadores asiáticos.

Pocos segundos después, el descuento de Colombia fue convalidado y el bueno de Kawashima debió permanecer, enchinchado, en su sitio. Claro que la web, la maravillosa web no se lo dejó pasar: inmediatamente fue comparado con Benji Price, histórico arquero de Supercampeones.

ADN: los hinchas volvieron a las fuentes

Para dejar atrás el mal ejemplo de su arquero, los hinchas japoneses presentes en el estadio tomaron una actitud insólita y elogiable: armados con bolsas azules, limpiaron el estadio de los residuos que ellos mismos habían generado. Algunos hinchas "cafeteros" se animaron al verlos a ayudarles en la tarea.

La determinación japonesa (que ya tenía su antecedente en Brasil 2014) encendió la llama de los demás espectadores: varios videos publicados en Internet muestran cómo fans de Senegal, Japón y Colombia se esmeran en limpiar las tribunas tras asistir a los partidos de sus selecciones.

Algunos aficionados senegaleses, que bailaron y animaron durante todo el partido a sus jugadores en la victoria 2-1 ante Polonia, se dedicaron luego a amontonar papeles, botellas y otros restos de basura en un montón para facilitar la limpieza de las gradas del estadio Spartak de Moscú.

Volver a Extra Deportivo

Atención editores

Inicio de sesión