A la espera de Neymar y Messi

Kane, Cristiano y Lukaku, los encargados de inflar redes

Aunque Neymar y Messi todavía no han podido brillar como se espera de ellos, al Mundial de Rusia no le falta emoción en la batalla por ser el máximo goleador del torneo.

Completadas ya dos jornadas en los ocho grupos, Harry Kane comanda las estadísticas con cinco festejos tras el "hat-trick" que anotó en el impactante 6-1 que consiguió Inglaterra a costa de Panamá.

El delantero del Tottenham superó así en la tabla al portugués Cristiano Ronaldo y al belga Romelu Lukaku, que llevan cuatro conquistas cada uno. Con tres aparecen el español Diego Costa y el ruso Denis Cheryshev.

"No hay muchos jugadores que hayan marcado un hat-trick en un Mundial. Estoy tremendamente orgulloso", manifestó Kane en Nizhni Nóvgorod tras ayudar a su equipo a sellar el pase a los octavos de final.

Para ser más exactos, solo hay dos futbolistas ingleses que anotaron un triplete en una Copa del Mundo. El primero fue Geoff Hurst, que lo hizo nada menos que en la final del Mundial de Inglaterra 1966, mientras que dos décadas después, en México 1986, Gary Lineker victimizó a Polonia.

Kane, que está disputando su primer Mundial, venía de convertir un doblete en el debut ante Túnez y por unas pocas horas no se transformó en el primer futbolista que marca dos goles en dos partidos consecutivos en un certamen ecuménico desde Diego Maradona en México 1986.

Ese título se lo robó Lukaku, con sus dobletes a Panamá y a Túnez. "Es una estadística simpática, pero Maradona ganó el Mundial y yo no lo hice todavía", señaló el delantero del Manchester United.

Kane, Lukaku y Cristiano Ronaldo, autor de un hat-trick contra España y de otro tanto frente a Marruecos, tienen todavía una jornada más de la fase de grupos para inflar sus cuentas. Además, Bélgica e Inglaterra ya tienen asegurada su presencia en octavos y CR7 estará en la próxima ronda salvo una inesperada derrota frente a Irán.

Mientras tanto, el Mundial espera a estrellas que todavía no han brillado. Neymar marcó un gol en dos partidos, Messi falló un penal y no fue capaz de inflar la red, por lo que ambos tienen trabajo pendiente para calibrar la mira. 

Atención editores

Inicio de sesión