Todo Panamá festejó su conquista

Baloy y un gol histórico en el descuento de su carrera

Si la vida fuese un partido de fútbol, el lugar en la historia conseguido hoy por Felipe Baloy sería un gol en el descuento. Tras 17 años y más de 100 actuaciones con Panamá, el defensor anotó el primer tanto mundialista de su país apenas un partido antes de dejar la Selección y tal vez el fútbol.

"Claro que te pone feliz", explicó el internacional de 37 años, olvidando por un momento la derrota por 6-1 ante Inglaterra en Nizhni Nóvgorod que dejó a Panamá ya fuera de octavos de final de Rusia 2018. "Terminar un ciclo de muchos años en la Selección anotando el gol histórico en el primer Mundial es algo especial".

En muchos sentidos, para Baloy fue un logro "in extremis". El defensor ingresó en el minuto 78, con el marcador ya 6-0 a favor de su rival, y nueve minutos más tarde se lanzó al suelo para llegar a desviar a la red un centro de tiro libre. El estadio entero celebró, consciente del momento icónico.

El equipo del colombiano Hernán Bolillo Gómez se ganó la simpatía de Rusia 2018 como una de las dos selecciones debutantes, junto con Islandia. Todo el país festejó el debut, pese a la derrota por 3-0 con Bélgica, y la dolorosa goleada ante Inglaterra dejó al menos la alegría del primer tanto mundialista.

"Pipe" debutó con Panamá en 2001 y disputó desde entonces las eliminatorias para los Mundiales de Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. El cuarto intento terminó metiéndolo por fin en un certamen ecuménico.

La conquista tuvo el valor agregado de la autoría, ya que para Baloy era su última oportunidad. "Después del Mundial, es 100 por ciento seguro que no jugaré más en la Selección y 90 por ciento que me retiro del fútbol", reveló.

El tiempo se va agotando pero el defensor se encargó, antes de que suene el pitazo final, de meterse en la historia de su país. El fútbol, hoy, hizo justicia.

Atención editores

Inicio de sesión