Messi y Banega completaron el podio.

Rojo, héroe y figura de un triunfo balsámico

Franco Armani (6): En su debut absoluto, completó una actuación convincente. Fue llamado a intervenir muy poco, sacando una pelota clave.

 

Gabriel Mercado (6): Firme en la marca, no tuvo claridad en los metros finales hasta que logró ensayar un centro perfecto sobre el final del partido.

 

Nicolás Otamendi (5): Mejoró su producción respecto del papelón ante Croacia. Firme, agresivo en la recuperación.

 

Marcos Rojo (9): Su mejor partido en la Selección. Recuperó para el primer gol, evitó un ataque nigeriano con una pirueta, asistió a Higuaín –que falló- y a la postre, se ubicó como nueve para conectar al gol.

 

Nicolás Tagliafico (5): Cada vez más seguro en la marca, pierde claridad en la proyección ofensiva. El rendimiento de Rojo en su lugar ante su salida lo expuso aún más.

 

Enzo Pérez (5): En la regularidad habitual. Pasó simple, se asoció, profundizando cuando era posible, asegurando la posesión cuando no. Al límite desde lo físico.

 

Javier Mascherano (5): El más impreciso. Falló en la conexión entre defensa y mediocampo con pases sencillos y para colmo, cometió un penal infantil. ¿Lo mejor? Su entusiasmo.

 

Ever Banega (8): Cuando vuelca el juego hacia el área contraria, es un jugador diferente. Un primer tiempo brillante, con una asistencia deluxe para Messi. Se apagó en el complemento.

 

Ángel Di María (4): Un mero reflejo del extremo que supo ser. Se lo ve agotado desde lo psicológico.

 

Lionel Messi (8,5): Reapareció el capitán en todo su esplendor. Un golazo de su firma y la electricidad de sus pies inquietos marcaron el tiempo del ataque argentino. En la segunda mitad, sin tanto lucimiento con la pelota, luchó con inteligencia.

 

Gonzalo Higuaín (6): Mención honorífica en el pivoteo y la distribución de juego, donde su presencia es mejor valorada que la de Agüero. En el área tuvo una única chance y falló.

 

Cristian Pavón (6): Impuso su velocidad por la derecha. Generó ataques que casi siempre resolvió erróneamente.

 

Maximiliano Meza (4): No ingresó en sintonía. Intentó desbordar y perdió; buscó asociarse y entregó mal.

 

Sergio Agüero (-): No tocó la pelota.

 

 

 

Atención editores

Inicio de sesión